16.07.2021

 Año tras año, los equipos de Médicos Sin Fronteras (MSF) son testigos de primera mano de la magnitud y el impacto de la violencia sexual en la República Democrática del Congo (RDC).

En 2020, 10,810 sobrevivientes de violencia sexual recibieron atención médica o psicológica en instalaciones médicas apoyadas por MSF en todo el país. La violencia sexual es una emergencia médica que requiere atención médica y psicológica inmediata para limitar las consecuencias para las personas sobrevivientes.

Desafortunadamente, la atención de emergencia y a largo plazo para sobrevivientes de violencia sexual sigue sin estar disponible en la República Democrática del Congo. Es por ello que, dada la magnitud del problema y sus consecuencias, se deben poner en marcha programas de apoyo de emergencia y de largo plazo lo antes posible, con una financiación significativa y continua, para acompañar a las personas sobrevivientes hasta que tengan una plena recuperación médica, psicológica y socioeconómica. 

Este reporte tiene como objetivo mostrar esta realidad presentando datos médicos recopilados por los equipos de MSF en 2020 y testimonios de trabajadores de terreno que brindan apoyo médico y psicológico a sobrevivientes de violencia sexual. 

Lee o descarga el reporte (en inglés) haciendo click en este enlace.