Hospital Nosy Varika de Madagascar
Instalación de agua y saneamiento de MSF en el Hospital Nosy Varika de Madagascar. © iAko M. Randrianarivelo/Mira Photo

Madagascar

Te contamos sobre el trabajo que Médicos Sin Fronteras realizamos en Madagascar.

En 2021, regresamos a Madagascar para ayudar a combatir la crisis de desnutrición en el sur del país.

 

Cifras destacadas de nuestro trabajo en Madagascar

  • 28,900 consultas ambulatorias
  • 8,890 niños y niñas en programas ambulatorios de nutrición
  • 19,200 personas recibieron ayuda alimentaria para un mes
Mapa de actividades de Médicos Sin Fronteras en Madagascar durante 2021

 

Después de años de intensas sequías cíclicas, el sur de Madagascar vivió una excepcional crisis de desnutrición aguda. Los suministros de alimentos se redujeron, lo que hizo que, en algunas zonas, la población afrontara una inseguridad alimentaria grave.

En marzo, desplegamos clínicas móviles para brindar atención en zonas de difícil acceso, donde la población vive dispersa en comunidades remotas y las carreteras están en malas condiciones. Nuestros equipos atendieron a niños y niñas con desnutrición aguda y proporcionaron alimentos terapéuticos. También comenzamos a brindar apoyo en la pediatría del hospital de Ambovombe y habilitamos un centro hospitalario de nutrición terapéutica.

En primavera, detectamos que los niños que ya habíamos atendido en las clínicas móviles habían experimentado muy pocas mejorías en términos de aumento de peso, a pesar del seguimiento a largo plazo; esto demostró que el tratamiento médico no es suficiente cuando no hay cambios en la disponibilidad de alimentos. Dado que las familias ya habían agotado sus reservas y la siguiente cosecha se esperaba como pronto en marzo de 2022, reanudamos la distribución de alimentos (arroz, judías, sal y aceite) a las familias de los niños y niñas atendidas en nuestro programa.

Por otra parte, en esta región semiárida, es difícil encontrar agua potable y la situación se vio exacerbada por el tercer año consecutivo de sequía: las familias con las que hablamos nos indicaron que esta era su mayor preocupación. Llevamos a cabo diversas actividades de agua y saneamiento para mejorar el suministro; entre ellas, rehabilitamos las bombas manuales, excavamos pozos y transportamos agua en camiones, al tiempo que seguíamos buscando una solución más permanente. El problema es que esta zona sigue sufriendo estrés hídrico por falta de lluvia.

Dado el tamaño de la región del Gran Sur y la baja densidad de población, es difícil determinar si todos los pueblos que necesitan ayuda la están recibiendo. Se calcula que, a finales de 2021, aún había 1,47 millones de personas afectadas por la crisis de desnutrición, a pesar de que la distribución de ayuda alimentaria había aumentado a lo largo del año.

 

Nº de trabajadores y trabajadoras* en 2021: 104 | Coste: 6 millones € | MSF trabajó por primera en este país en: 1987 | msf.org/madagascar

 

* La cifra de personal equivale al total de puestos a tiempo completo o FTE (del inglés full-time equivalent). Por ejemplo, dos personas a media jornada equivalen a un FTE.

 

Importante: Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en este país entre enero y diciembre de 2021; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo.

Te podría interesar

10 mayo, 2022

Filtrar por