Un rayo de luz durante las actividades de búsqueda y rescate en el Mediterráneo

Rescate de Médicos Sin Fronteras en el Mediterráneo
Un rescate de MSF en el Mediterráneo realizado 24 de marzo de 2023. © Maurizio Debanne

Nuestro compañero Maurizio Debanne regresó recientemente del mar Mediterráneo, donde fue parte del equipo de Médicos Sin Fronteras (MSF) que realiza operaciones de búsqueda y rescata para asistir a personas que escapan de condiciones terribles en Libia. Nos compartió esta entrada de blog sobre su experiencia.

 

“Podemos elegir qué entrenamientos hacer. Pero no podemos elegir los rescates en los que participaremos”.

Esa fue la primera frase que grabé en mi mente, la dijo un integrante del equipo de búsqueda y rescate durante un ejercicio de entrenamiento.

Recientemente estuve a bordo del Geo Barents, el barco de búsqueda y rescate gestionado por Médicos Sin Fronteras (MSF) en el Mar Mediterráneo. Tuve que prepararme lo mejor que pude, sabiendo, pero sobre todo aceptando, que podíamos esperar cualquier cosa.

Los primeros días simulamos rescates, entrenando para lo que pasaría si tuviéramos personas en el agua sin chalecos salvavidas, mujeres embarazadas con hipotermia y menores inconscientes que necesitaban reanimación.

En la noche de mi primer rescate, no había niños, niñas o mujeres. Sólo había hombres, muchos de ellos descalzos. Todos llevaban ropa empapada, desde sus pantalones hasta sus chaquetas. Llevaban 24 horas en el mar.

Salieron de Libia, y viajaban en un barco pesquero que estaba literalmente a la deriva en el mar. Había decenas de personas, incluso en el techo de la cabina. El barco se balanceaba. Sólo era necesaria una maniobra equivocada para volcarlo. Si el Geo Barents no hubiera estado allí…

Al día siguiente del rescate, lo que llamó la atención fue la larga fila ordenada de personas que esperaban una consulta médica. Durante meses, incluso años, nadie les había ofrecido atención. Ver a un médico puede ser una especie de renacimiento: es tener una persona que te escuche, que ponga sus manos sobre ti solo para curarte.

Como integrante del equipo a bordo del barco, entras en la vida de las personas a bordo de diferentes maneras. En primer lugar, simplemente hablando…

Rescate de MSF en el Mediterráneo
Rescate del Geo Barents del 24 de marzo de 2023. © Maurizio Debanne / MSF

 

Ahmed*, de poco más de 30 años, venía de Homs, Siria. Durante años trabajó en África. Me lo encontré una noche, en la cubierta del Geo Barents. Se acercó a mí, tratando de llamar mi atención. Le sonreí. Era obvio que quería hablar.

Ahmed me contó su historia. Cuando hablaba sobre Libia, sus palabras se volvían repentinamente escasas: me mostró una herida en su brazo. Hace una pausa. Y prosiguió: “Fui interceptado dos veces en el mar por la guardia costera libia, y obligado a regresar a Libia. Ahora estoy feliz, gracias”.

Le dije que descansara un poco, pues era la una de la mañana. Regresó hacia la popa. Diez minutos después, estaba de vuelta. Esa vez su mirada era preocupada.

‘Luz, luz, por favor ven a ver la luz’, me dijo.

Inicialmente pensé que me estaba pidiendo que apagara las pocas luces que dejamos prendidas por la noche en el puente. Me llevó hasta la parte trasera del barco, desde donde se puede mirar hacia el mar. Un pequeño grupo de nosotros mirábamos hacia la oscuridad, y pronto vi la luz. Parpadeaba.

© Maurizio Debanne/MSF

 

“¿Son los libios? ¿Estamos en peligro?”

Me preguntó Ahmed. Le dije que estaba bien, que era sólo una luz. Que podría relajarse, nadie lo regresaría. Pero él insistió. Me pidió que le diera mi palabra. Le puse la mano en el hombro y le contesté sin dudarlo: ‘Estás en un lugar seguro. Mañana estaremos en Bari.”

Otra forma en la que podemos entrar en la vida de una persona rescatada es a través de nuestra oferta para recargar sus teléfonos móviles. Cada vez que desenchufo un teléfono completamente cargado para devolvérselo a su dueño, el teléfono se enciende durante unos segundos y en la pantalla aparecen niños, hermanos, padres. Técnicamente estas imágenes son protectores de pantalla, pero en realidad son vidas. Vidas que han entrado en la mía.

 

 

*El nombre fue modificado.

Desde Médicos Sin Fronteras realizamos actividades de búsqueda y rescate en el Mediterráneo central desde 2015, trabajando en ocho barcos diferentes de búsqueda y rescate, solos o en asociación con otras ONG.

Desde 2015, los equipos de MSF han brindado asistencia vital a más de 85,000 personas en peligro en el mar. MSF relanzó las actividades de búsqueda y rescate en el Mediterráneo central en mayo de 2021, fletando su propio barco, Geo Barents, para rescatar a personas en peligro, brindar atención médica de emergencia a las personas rescatadas y amplificar las voces de los sobrevivientes de la travesía marítima más mortífera del mundo.

Desde mayo de 2021, el equipo de MSF a bordo del Geo Barents ha rescatado a más de 6,500 personas.

Compartir

Relacionados

Colabora