Ucrania: una carrera humanitaria contrarreloj

En MSF nos preocupa que se desarrolle una carrera urgente contrarreloj para llevar los suministros médicos indicados a los lugares correctos antes de que la ayuda ya no pueda llegar a las localidades rodeadas militarmente en Ucrania.

Médicos Sin Fronteras (MSF) está preocupada de que se desarrolle una carrera urgente contrarreloj para llevar los suministros médicos indicados a los lugares correctos antes de que la ayuda ya no pueda llegar a las localidades rodeadas militarmente en Ucrania.

“A medida que los hospitales en el este del país se encuentran abrumados por un número cada vez mayor de pacientes que presentan traumatismos de guerra, sus suministros se reducen”, dice Anja Wolz, coordinadora de emergencias de MSF en Ucrania. “Y no sabemos cuánto tiempo pasará antes de que Kiev resulte aislada”.

“Destrucción, bombardeos aéreos, fuego de artillería pesada, enfrentamientos de tanques, ciudades rodeadas, el comienzo de la guerra urbana, personas refugiadas en búnkeres y sótanos que se quedan sin alimentos, agua y electricidad: esto es lo que está sucediendo y está empeorando”, continúa Wolz. “La brutalidad, intensidad y velocidad de esta guerra no se parece a nada que hayamos visto en mucho tiempo. Y la respuesta médica humanitaria debe ser a escala y rápida”.

El sábado 5 de marzo, los primeros tres camiones de suministros médicos de emergencia de MSF (120 m3) fueron entregados en Ucrania. Una tercera parte, en su mayoría medicamentos, material quirúrgico y de trauma, se envió de inmediato a Kiev por tren. Ha sido recibido por el Ministerio de Salud en Kiev para ser distribuido a los hospitales que tratan a las personas heridas de guerra en esta ciudad y a los hospitales en las zonas de guerra más al este.

 

 

En los últimos días, han llegado más suministros médicos de emergencia al depósito de MSF en Ucrania y seguirán arribando más envíos en los próximos días y semanas.

Hasta el momento, la prioridad de MSF ha estado en los equipos y medicamentos quirúrgicos, de trauma, de urgencias y de cuidados intensivos. Pero está comenzando a surgir una imagen más amplia de otros artículos médicos clave: insulina para pacientes con diabetes y medicamentos para pacientes con otras enfermedades crónicas como asma, hipertensión o VIH. Algunos de estos suministros deberán transportarse además con la complejidad que implica mantener la cadena de frío.

Será un desafío llevar suministros a donde se necesita en Ucrania. La mayoría de los trenes siguen funcionando, y esta es una buena alternativa a causa del volumen que pueden transportar, pero los equipos de MSF buscan múltiples formas de transportar suministros médicos por todo el país de manera segura. “Nos preocupa que se vuelva más difícil, quizás rápidamente, trasladar los suministros médicos y el personal médico a donde se necesita. De ahí la verdadera urgencia de actuar rápido ahora”, dice Wolz.

Los equipos de MSF también han comenzado a ofrecer capacitación a los hospitales en Lviv y Odessa para ayudarles a manejar un gran número de personas heridas que llegan de manera simultánea y para tratar las heridas de guerra.

Más allá de los suministros médicos, también existe la necesidad de proteger a las personas que han huido de sus hogares de las temperaturas extremadamente frías -de hasta siete grados centígrados bajo cero. Hay cientos de miles de personas que se han reunido en Lviv o se dirigen hacia las fronteras húngaras, polacas o eslovacas. Estas temperaturas tan bajas pueden provocar la muerte. MSF está enviando 160 m3 de materiales para ayudar: más de 2,000 bolsas de dormir, más de 3,500 mantas térmicas de lana, miles de conjuntos de ropa interior térmica, suéteres de lana, gorros, camperas para la lluvia y otras prendas. Además, está enviando más de 500 tiendas de campaña, así como artículos de higiene (pasta y cepillos de dientes, jabón y toallas). Estos se entregarán a las organizaciones locales de la sociedad civil que los distribuirán a las personas que han huido a Lviv o que están haciendo cola en las fronteras de Ucrania.

El primer equipo quirúrgico de MSF ha llegado a Lviv. “Las decisiones de acercarse a las áreas de enfrentamiento activo para realizar trabajo médico directo no pueden tomarse a la ligera”, explica Wolz. “Estamos evaluando varias ubicaciones y opciones, y tomaremos decisiones en los próximos días”.

Compartir

Relacionados

Colabora