El propósito fundamental de Médicos Sin Fronteras es preservar la vida y aliviar el sufrimiento -en conflictos armados, epidemias, hambrunas y desastres naturales. Todas estas situaciones requieren de una respuesta urgente y específica, con colaboración logística, administrativa y médica. También llevamos a cabo proyectos a mediano plazo dependiendo del grado de necesidad de las poblaciones. Actualmente MSF tiene operaciones en más de 70 países.

Operaciones destacadas

En 2020, Médicos Sin Fronteras respondió a la pandemia de la COVID-19 en México apoyando el tratamiento de pacientes y la prevención de infecciones en albergues y centros de salud para migrantes y víctimas de la violencia.

En 2020, Médicos Sin Fronteras siguió asistiendo a las víctimas de la violencia, al tiempo que lanzaba intervenciones de emergencia para responder a la COVID-19 y a los huracanes Eta e Iota.

En Níger, la situación se volvió cada vez más inestable y violenta en 2019, lo que condujo a más desplazamientos de población, en particular en la zona del lago Chad.

A pesar del acuerdo de paz firmado por el Gobierno y los grupos armados en febrero de 2019, la violencia continuó en muchas zonas del país.

En 2019, las zonas e infraestructuras civiles, incluyendo los hospitales, volvieron a ser blanco directo de ataques. Miles de personas murieron o resultaron heridas y muchas más tuvieron que abandonar sus hogares.