El propósito fundamental de Médicos Sin Fronteras es preservar la vida y aliviar el sufrimiento -en conflictos armados, epidemias, hambrunas y desastres naturales. Todas estas situaciones requieren de una respuesta urgente y específica, con colaboración logística, administrativa y médica. También llevamos a cabo proyectos a mediano plazo dependiendo del grado de necesidad de las poblaciones. Actualmente MSF tiene operaciones en más de 70 países.

Operaciones destacadas

En México, MSF brinda atención médica y de salud mental a migrantes y refugiados en su camino hacia el norte y a víctimas de violencia en algunas de las ciudades más peligrosas del país.

Con su largo historial de inestabilidad política, económica y social, Honduras es uno de los países de Centroamérica más afectados por la pobreza y la inseguridad.

En Níger, MSF se centra en mejorar la atención pediátrica y en reducir la mortalidad infantil, especialmente durante el pico anual de desnutrición y malaria.

En 2018, el renovado conflicto que afecta a una parte considerable de República Centroafricana (RCA) originó situaciones de extrema violencia contra una población que aún arrastra el trauma de la guerra civil que destrozó el país.

La guerra siguió arrasando Siria en 2018, dejando a millones de personas con una necesidad desesperada de asistencia médica y humanitaria.