El propósito fundamental de Médicos Sin Fronteras es preservar la vida y aliviar el sufrimiento -en conflictos armados, epidemias, hambrunas y desastres naturales. Todas estas situaciones requieren de una respuesta urgente y específica, con colaboración logística, administrativa y médica. También llevamos a cabo proyectos a mediano plazo dependiendo del grado de necesidad de las poblaciones. Actualmente MSF tiene operaciones en más de 70 países.

Operaciones destacadas

En 2019, Médicos Sin Fronteras mantuvo numerosos proyectos en México para dar atención médica y en salud mental a la comunidad de personas migrantes y refugiadas de Centroamérica y a los ciudadanos mexicanos deportados por Estados Unidos.

El prolongado programa de MSF en Honduras se centra en asistir a víctimas de la violencia. En 2019, también respondimos a un brote de dengue en el norte del país.

En Níger, la situación se volvió cada vez más inestable y violenta en 2019, lo que condujo a más desplazamientos de población, en particular en la zona del lago Chad.

A pesar del acuerdo de paz firmado por el Gobierno y los grupos armados en febrero de 2019, la violencia continuó en muchas zonas del país.

En 2019, las zonas e infraestructuras civiles, incluyendo los hospitales, volvieron a ser blanco directo de ataques. Miles de personas murieron o resultaron heridas y muchas más tuvieron que abandonar sus hogares.